Inicio / Comunicacion e Imagen / Noticias del Sector

Declaran Patrimonio Cultural de Nación a la Fiesta en honor del Niño Nativo, Niño Dulce y Niño Poder de Acoria

Martes, 17 Noviembre 2015
Tradicional festividad huancavelicana se celebra del 31 de diciembre al 2 de enero.
El Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a La Festividad en Honor al Niño Nativo, al Niño Dulce y al Niño Poder de Acoria, del distrito de Acoria, provincia y departamento de Huancavelica, por tratarse de una celebración que convoca la participación de la población local que se organiza utilizando sistemas de reciprocidad de larga data para expresar su religiosidad y fortalecerse como comunidad. Asimismo,  compendia y representa, a través de la danza Los Negritos de Acoria, la historia social y cultural de la región, base de su identidad.
 
La Festividad en Honor al Niño Nativo, al Niño Dulce y al Niño Poder de Acoria se realiza desde el 31 de diciembre hasta el 2 de enero, siendo el día central el primero de enero. Destacan en esta celebración las varias comparsas de la danza Los Negritos, parte fundamental en los rituales de veneración a los Niños.
 
La imagen del Niño Dulce sería la más antigua, pues habría sido realizada en el siglo XVIII. Ha sido modelada en pasta y tela encolada sobre base de maguey. Tiene un tamaño aproximado de 40 centímetros y porta una peluca, una indumentaria con motivos religiosos y una capa de pana dorada y bordada.
 
En tanto, la imagen al Niño Poder, también es muy antigua y se cree que pudo haber sido confeccionada en el siglo XVIII, utilizando la misma  técnica de modelado en pasta y tela encolada sobre base de maguey. Tiene un tamaño aproximado de 40 centímetros. No lleva peluca, aunque sus capas e indumentaria son muy parecidas al del Niño Dulce. Además porta un orbe de plata, que representa su poder y majestad sobre el mundo.
 
La imagen del Niño Nativo guarda semejanza con la de los danzantes de las comparsas de Negritos, tanto en indumentaria como en accesorios. Mide aproximadamente 45 centímetros, usa un sombrero blanco de ala ancha, adornado con cintas de colores y lleva un monillo de tela, de manga larga, con adornos brillantes y blondas. 
 
En los tres casos, el traje que el Niño luce es confeccionado cada año por los mayordomos de la fiesta.
 
Los rituales de festejo y adoración a los Niños son encabezados por  la comparsa de Los Negritos de Acoria, que representan a la población esclavizada y a los arrieros de procedencia africana que llegaron desde el litoral de Ica y las haciendas de la costa.
 
La danza Los Negritos tiene varias secuencias como la entada general, la negrería, la guaragua o cruce pañuelos y chicotes, y las pirámides o torres humanas.
 
La Resolución Viceministerial Nº 163-2015-VMPCIC-MC, fue publicada en el diario El Peruano y aparece suscrita por el viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, Juan Pablo de la Puente.