Inicio / Comunicacion e Imagen / Noticias del Sector

Ocurrió aquí

El Ministerio de Cultura distingue a cuatro expresiones huancavelicanas en el marco del Día Mundial del Folclore

Viernes, 22 Agosto 2014
La Festividad del Niño Occe y la Escenificación del Auto Sacramental de la Adoración de los Reyes Magos; el Carnaval de Chocorvos; los Pitureros y la Fiesta del Niño Dulce Nombre de Jesús y la danza Los Negritos recibieron oficialmente las resoluciones que las incorporan al Patrimonio Cultural de la Nación.
El Ministerio de Cultura celebró el Día Mundial de Folclore con un homenaje al departamento de Huancavelica y su rico patrimonio inmaterial. En una ceremonia realizada en su sede, cuatro expresiones de esa región recibieron oficialmente las resoluciones viceministeriales que las declaran parte del Patrimonio Cultural de la Nación, emitidas a lo largo de este año.
 
Se trata de la Festividad del Niño Occe y la Escenificación del Auto Sacramental de la Adoración de los Reyes Magos; el Carnaval de Chocorvos, del distrito de Santiago de Chocorvos, provincia de Huaytará; la manifestación musical conocida como los Pitureros, y la Fiesta del Niño Dulce Nombre de Jesús y la danza Los Negritos.
 
El viceministro de Patrimonio Cultura e Industrias Culturales, Luis Jaime Castillo Butters, la directora general de Patrimonio Cultural, Ana María Hoyle y la directora de Patrimonio Inmaterial, Soledad Mujica Bayly, entregaron, en representación del Ministerio de Cultura, las resoluciones a los representantes de las organizaciones huancavelicanas que impulsaron estas declaratorias.
 
La Festividad del Niño Occe y la Escenificación del Auto Sacramental de la Adoración de los Reyes Magos que se celebra en Huancavelica tiene particular relevancia porque se trata de una escenificación completa, en torno a la imagen del Niño Dios ubicada en el templo de San Francisco. Se celebra entre el 4 y 8 de enero, pero los preparativos toman todo el año. Durante la fiesta, toda la ciudad se convierte en un gran espacio ceremonial. 
 
Los carnavales chocorvinos son una versión singular de los carnavales andinos, que ha ganado en popularidad en los últimos años, a la par con una evolución para adaptarse a los tiempos actuales, pero sin perder sus rasgos básicos. Se trata de una celebración a la fertilidad, que también reproduce el antiguo sistema de organización para la limpieza y reparación de la infraestructura local, incluidos los canales de regadío. Destaca, asimismo, por el uso del waraqo, un instrumento musical de viento que asemeja a una trompeta larga de tubo recto, que solía asociarse a las labores ganaderas y que ha caído en desuso en muchas otras localidades.
 
Los Pitureros es el nombre que recibe una agrupación musical tradicional de Huancavelica, compuesta por uno o dos músicos que ejecutan el instrumento de viento conocido como pito, que interpreta las tonadas, y otros dos de percusión, el tambor o tarola y el bombo, que conforman la sección rítmica. Existen diversos conjuntos musicales de este tipo en esta región, pero los más apreciados por su carácter tradicional provienen de la comunidad campesina de Chopcca, conocidos en la región como un grupo emblemático de la cultura tradicional de Huancavelica.
 
Finalmente, la Festividad del Niño Dulce Nombre de Jesús es una celebración de raíces católicas que tiene como día central el segundo domingo de enero, aunque las actividades se prolongan por cinco días e involucran a toda la ciudad de Huancavelica. En esta fiesta, se rinde homenaje principalmente a la imagen del Niño Jesús representada por el Niño Dulce Nombre de Jesús y a dos imágenes que representan, según la tradición local, a los hermanitos de Jesús: el Niño Fajardito y el Niño A mi corazón. En el marco de esta fiesta se interpreta la danza Los Negritos, en la que confluyen tradiciones andinas, afro y europeas de larga data. Debido a que este baile se ejecuta durante la festividad, ambas expresiones han sido declaradas patrimonio cultural de la Nación en una misma resolución viceministerial.
 
La ceremonia de entrega de las resoluciones concluyó con demostraciones de una comparsa del carnaval de Chocorvos, de un grupo de pitureros y la Asociación de Negritos de Huancavelica, que deleitaron al público que se congregó en el patio de las artes de la sede del Ministerio de Cultura.