Inicio / Comunicacion e Imagen / Noticias del Sector

Inicio / Comunicacion / Noticia / El Ministerio de Cultura presentó el libro “Rescate de la cerámica vidriada colonial cusqueña” de Julio Gutiérrez Samanez

El Ministerio de Cultura presentó el libro “Rescate de la cerámica vidriada colonial cusqueña” de Julio Gutiérrez Samanez

Martes, 26 Julio 2016
Esta investigación fue reconocida en el año 2006 con el Premio Internacional Tenerife al fomento y la investigación de España y América.

El martes 26 de julio se llevó a cabo, en el hall principal del Ministerio de Cultura, la presentación del libro “Rescate de la cerámica vidriada colonial cusqueña”, escrito por el artista e investigador cusqueño Julio Gutiérrez Samanez. El acto contó con la participación de la ministra Diana Alvarez-Calderón y estuvo a cargo del museólogo Luis Repetto, jefe del Museo de Artes y Tradiciones Populares del Instituto Riva-Agüero de la PUCP, la historiadora Sara Acevedo y la poeta e intelectual Aleyda Cárdenas. 

Hasta la aparición de esta investigación, que fue reconocida en el 2006 con el Premio Internacional Tenerife al fomento y la investigación de España y América, era muy poco lo que se sabía sobre la cerámica vidriada de estilo español producida en el Cusco entre los siglos XVI y XX. El esplendor de esta tradición quedaba parcialmente registrado en unas cuantas piezas conservadas en museos y colecciones privadas, pero los secretos milenarios involucrados en su producción se habían perdido por completo con la desaparición de los talleres y los alfareros que crearon el estilo de estas piezas de arte popular. 

El gran logro de Julio Gutiérrez Samanez en este libro –cuya primera edición corre a cargo del Ministerio de Cultura– ha sido el de reconstruir, pieza por pieza, un mundo de expresión que a pesar de su singularidad parecía destinado al olvido, y esclarecer los medios técnicos necesarios para producirlo. 

Esta tarea le tomó más de dos décadas. Su fruto es un volumen riguroso en cuanto a la búsqueda de fuentes y testimonios, profundo en cuanto a la inmersión técnica en el universo de la cerámica cusqueña, generosamente ilustrado y de refrescante ambición dada la magnitud de la tarea llevada a cabo por Gutiérrez Samanez. Más que un estudio académico, es un trabajo de amor que ha permitido que esta tradición vuelva a aflorar en el imaginario peruano y recupere vigencia como fuente de inspiración para el trabajo de las actuales generaciones de artesanos cusqueños.