Inicio / Defensapatrimonio / Recuperaciones / Control de tráfico ilícito
1 de 2

Control de tráfico ilícito

El tráfico ilícito de bienes culturales es la acción que implica intercambio, transferencia o comercio, de manera ilegal, de bienes culturales pertenecientes al Patrimonio Cultural de la Nación y que se realiza dentro y fuera del territorio nacional. Por tanto, esta actividad constituye un grave delito contra nuestra misma cultura, nuestro legado para las generaciones futuras y evidentemente para todo el país.

El tráfico ilícito no existiría si no hubiera un mercado, que está formado y alentado principalmente por coleccionistas con mucho dinero y algunas personas sin escrúpulos que trabajan en los museos, tanto en el Perú como en el extranjero. Por otro lado, en las últimas décadas, los bienes culturales también se han convertido en un medio de lavar dinero por parte de los autores de otros delitos graves como el narcotráfico, la venta clandestina de armamento, entre otros.

Los objetos saqueados y robados de sitios arqueológicos, iglesias, museos o depositarios de bienes culturales, incrementan el tráfico ilícito; es decir, la compra y venta de objetos arqueológicos o histórico-artísticos que se realiza sin tener en cuenta que su transferencia ilícita está prohibida. Los principales actos dolosos relacionados con el tráfico ilícito de bienes culturales son la transferencia clandestina y la salida de las piezas del país sin autorización previa.

En los últimos años, el Gobierno peruano ha dado un fuerte impulso a las acciones de recuperación, restitución y repatriación del Patrimonio Cultural de la Nación, que de manera ilegal fue extraído de nuestro territorio. Para ello hace uso de una serie de herramientas que le permiten fortalecer la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.